LA FE

LA FE

LA FE

Unos padres, después de esperar durante 7 años, al fin, tuvieron lo que más deseaban: un hijo. La casa se les lleno de alegrías: risas, lloros, nanas, juegos…LA FELICIDAD.

     Cuatro años después, de pronto, el niño se pone muy enfermo. Lo llevan de un médico a otro, sin querer perder la esperanza de la curación del pequeño. Al final del angustioso peregrinaje, el mejor médico en la especialidad, les dice que al pequeño sólo le quedan unos tres meses de vida. En ese instante, y sobre todo para la madre, esa misma vida se le desmorono ante sus pies. Con su llanto, podrían haberse regado todos los jardines del mundo.

     Los padres no se conformaron, fueron a otro Dr que, además de confirmarle el terrible diagnóstico les hizo una pregunta ¿son Uds creyentes? – SÍ – le contestaron. Pues recen, recen mucho y yo haré lo que pueda.

       Siguieron al pie de la letra las pautas que el médico les imponía y,  rezaron, rogaron continuamente a Dios por la salvación de su hijo. Lo hicieron con  FE, con una FE inmensa.

      Hoy, ese niño, tiene ya 34 años, mide casi dos metros, es la viva imagen de la salud y la hermosura, es, además, padre de tres preciosas hijas.

     La madre está convencida: es la consecuencia de la  FE, así, con MAYÚSCULAS.
 A ella se aferró en tan crucial momento y no salió defraudada.

       María Bote
       8 – 10 - 2011

12 Response to "LA FE"

  1. tener fe y vivir la fe
    no siempre van de la mano
    ojalá esos caminos se crucen y se hagan uno

    abrazo grande María
    pasa un genial fin de semana

    Es que esa madre, la conozco bien, querida Elisa. Tiene y vive la FE. Ese cruce el lo que hace que el camino sea fructífero, amiga.

    Un abrazo grande. María

    María says:

    Hoy nuestros blogs se unen en la iniciativa de la blogosfera en el tema de la FE.

    Tener fe es confiar en la vida, en el amor, en la amistad, en las personas, en uno mismo, en seguir caminando, en luchar, en no perder las esperanzas, y creer en un futuro.

    Un beso.

    Tener fe es un don de Dios y una ayuda inestimable en esta vida.
    Me ha emocionado la historia que cuentas, sobre todo porque dices que es real.
    Un abrazo

    Norma says:

    Qué lindo lo que has escrito. Milagros de Fe se dan a diario, hay que saber leerlos. Besos.

    arisenag says:

    Gracias por éste inmenso testimonio de FE .. ojalá la fe tuviera siempre ese resultado .. Un sonoro beso.

    Fe en Dios. Fe en un@ mismo.Fe en los demás...

    Es una hermosa historia, María.

    MAJECARMU says:

    María,gracias por esa historia,que es ejemplo de otras muchas historias reales y silenciosas,que han conseguido arrancar un milagro de fé al destino
    La fé nos impulsa,nos trasciende sobre la realidad y nos hace más humanos.El mundo necesita tener fé.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso,amiga.
    FELIZ DOMINGO DESDE EL PUEBLO.
    M.Jesús

    El final de la historia me ha emocionado...No podemos vivir sin FE,el día que la perdamos,nos visitará el caos....Me ha encantado este post...Besos María y que tengas un feliz domingo,con fe siempre..

    Gracias María, por su fe , por ser madre y haber orado siempre ante lo imposiblemente humano.
    Hace unos días mi blog cumplió 2 años, aún soy una niña jaja!!
    Le dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    OZNA-OZNA says:

    gracias por regalarnos la belleza y sensibilidad de tus letras dulce poeta, besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz inicio de semana

    Gracias, mis queridos amigos/as y seguidores. Voy a salir de viaje por lo que estaré ausente algunos días.
    Por ello me despido de todos vosotros con mis mejores deseos. Hasta la vuelta.

    Un abrazo. María

Publicar un comentario

powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme